Camión cuba

El vehículo principal  en los servicios de una empresa de desatascos es el camión cuba. Este vehículo se compone de una cuba de gran capacidad separada en 2 compartimentos, uno para agua limpia y otro para los lodos.

Cubas hay de muchos tamaños, en nuestra empresa tenemos capacidades desde 1.500 litros hasta 16.000 litros, por lo que nos podemos adaptar a las necesidades de cada cliente o situación. Muchos de los camiones de gran capacidad disponen en su interior de un tabique desplazable que separa la cuba en 2 partes siendo modificable en cualquier momento la capacidad disponible para lodos y para agua limpia. Por ejemplo, en una cuba de 15.000 litros podemos salir de nuestra base con esos 15.000 litros de agua limpia para empezar a limpiar y desatascar los conductos, y a medida que   vamos   gastando esa agua limpia desplazar el tabique interior para poder ir llenando de lodos esa misma cuba, recogiendo al final del servicio otros 15.000 litros de lodos. Eso nos permite en realidad haber trabajado como si la cuba hubiera dispuesto de 30.000 litros (15.000+15000) que es lo que nos hubiera sucedido con una cuba de tabique fijo.

El funcionamiento de los camiones es dual. Por un lado está el equipo impulsor/aspirador  que se compone de un depresor cuya función es mover gran cantidad de aire a presión. Si esta se impulsa a la cuba se crea dentro de ella presiones que, según modelos, pueden llegar a los 1,5bar y así poder desalojar más rápidamente el contenido de la cuba o poder subir los líquidos a gran altura mediante las mangueras apropiadas. El funcionamiento principal es en aspiración, en este caso el depresor coge aire del interior de la cuba creando un vacio de aire en su interior, pudiendo llegar a alcanzar presiones negativas de hasta -0,9bar con eso conseguimos crear un potente flujo de aspiración capaz de arrastrar con el todo tipo de líquidos por denso que sean, lodos, barros, aceites, etc. no ocasionando ningún problema de atasco el aspirar material sólido al entrar libre en las cubas sin tener que pasar por aspas, palas o pistones como en las bombas tradicionales donde quedarían atorados impidiendo su funcionamiento. Además su funcionamiento permite llegar a subir el líquido desde varios metros de profundidad sin necesidad de cebado ni preparación alguna.

El otro componente básico en un camión  cuba es la bomba de alta presión de agua limpia. Esta bomba impulsa el agua a altas presiones y caudales pudiendo llegar a presiones de 300bar y a caudales de 300l/m en función del trabajo a realizar. Los camiones disponen de 1 o 2 carretes de mangueras de alta presión de diferentes diámetros en función de las tuberías y trabajos a realizar, llegando a llevar más de 150m en mangueras para acceder a cualquier lugar por lejos que quede del camión o alto que sea el edificio donde exista un posible emboce.

Publicado: 5 de Noviembre de 2015