Publicado: 5 de Noviembre de 2020

La mezcla más peligrosa es la de lejía y amoniaco. En el 26,1% de los casos, la lejía se mezcló con otros productos, principalmente amoniaco, aunque también otros como salfumant, vinagre, alcohol, anti calcáreos, limpia hogar y lavavajillas.